marzo 5, 2019

Abre sus puertas el Auto Show de Ginebra 2019 y ya les contamos del Bugatti La Voiture Noire, pero las noticias siguen y les traemos otro de los autos llamados a robarse los más grandes aplausos en la cita europea. Se trata del Ferrari F8 Tributo o en otras palabras el sustituto natural del 488 GTB, el cual usa el mismo motor base, pero con 50 CV más. Pese a la carrocería más agresiva, verán tributos al F430 en los faros o al GT40 en la tapa del motor.

Este es el Ferrari F8 Tributo:

El F8 Tributo es la apuesta para el Salón de Ginebra del Cavallino Rampante. Se trata de un homenaje al motor de serie V8 de Ferrari más potente, que ha sido galardonado como mejor propulsor durante los años 2016, 2017 y 2018, así como de los últimos 20 años.

Con sus 50 caballos de fuerza extras (un total de 720 CV) y una potencia específica récord de 185 cv/l, el motor es el más prestacional jamás construido para un Ferrari no definido como serie especial, y se erige en referencia absoluta, no solo entre los motores turbo, sino para el conjunto de motopropulsores.

El F8 Tributo se sitúa en esta gama como el vehículo de más altas prestaciones, y al mismo tiempo de mayor disfrute. Su rival más directo sería el McLaren 720S Spyder.

Los expertos lo dicen: este biplaza es el deportivo con mejores prestaciones de su clase gracias, en gran medida, al posicionamiento del motor que está ubicado en la parte central trasera del vehículo; y es que el F8 Tributo si bien cuenta con 50 CV más que su predecesor (el 488 GTB) y 40 kilos menos de peso qué éste, ofrece también un 10% de eficiencia aerodinámica haciendo que este deportivo no sólo incremente su rendimiento sino también su fiabilidad a altas velocidades.

Más allá de las innovaciones técnicas y aerodinámicas, el diseño del Ferrari F8 Tributo tiene algo de retro en cuanto a que respeta el diseño de las clásicas berlinettas de 8 cilindros y motor central trasero pero lo hace actualizando sus detalles tanto en el interior como en el exterior del vehículo y consiguiendo así la imagen de un deportivo moderno y de excepcional rendimiento y prestaciones indiscutibles: el Ferrari F8 Tributo pasa de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y a 200 km/h en 7,8 segundos, además alcanza una velocidad máxima de 340 km/h.

El interior del F8 Tributo mantiene la inspiración clásica de estilo «cockpit», característico de las berlinetas de 8 cilindros con motor central-trasero, pero cada uno de los componentes del salpicadero, los paneles de las puertas y el túnel han sido sometidos a una actualización estilística. La nueva generación de HMI (interfaz de mando Human Machine Interface), con difusores redondos, nuevo volante y mandos, y nueva pantalla táctil de 7 pulgadas para el copiloto, mejora significativamente la satisfacción de conductor y pasajero.

  • Precio

Por el momento no se ha confirmado el precio del ferrari F8 Tributo. Eso sí, con seguridad será bastante exclusivo.

  • Imágenes del Ferrari F8 Tributo.