Muy pronto Aston Martin lanzará otro de sus lujosos carros. Se trata del DBX707, el cual el fabricante anuncia será la SUV más poderosa del mundo y podría incluso perseguir un récord de SUV de Nürburgring gracias a sus escalofriantes 707 caballos y 900 Nm de torque.

Este es el Aston Martin DBX707:

Al parecer a Aston Martin no le parecieron suficientes los 542 CV del DBX regular y lanza el DBX707  que será capaz de superar en velocidad a superdeportivos de Lamborghini o la misma Porsche.

El Aston Martin DBX707 no luce muy diferente de las demás DBX, la marca inglesa incorpora una parrilla frontal más grande; junto con un nuevo diseño de luces diurnas, tomas de aire y splitter frontal. A ello se suma un spoiler trasero inédito, un difusor en la parte interior y diversas piezas con acabado en cromo o negro satinado.

En el interior se pueden pedir asientos eléctricos Comfort o Sport, con calefacción; junto con una selección de materiales que incluye cuero, alcantara, fibra de carbono, cromo oscuro, superficies perforadas y bronce. Además, en la consola central hay mandos específicos para diversas funciones relacionadas con la conducción.

Pero en caso de querer algo más exclusivo, se pueden requerir los servicios de la división de personalización Q de la casa inglesa. 

El fabricante decidió aprovechar todo el potencial que tiene el motor V8 biturbo de la versión estándar; dando como resultado unas prestaciones muy elevadas gracias a las modificaciones efectuadas.

De entrada, el V8 de 4,0 litros, de origen Mercedes-AMG, recibe nuevos turbocompresores con cojinetes de bolas y una gestión electrónica mejorada. A ello se suma un nuevo sistema de escape activo con cuatro salidas y una caja automática de nueve cambios con embrague húmedo; capaz de digerir el aumento de potencia y torque.

El resultado es una potencia de 707 caballos y 900 Nm de torque, un notable incremento de 157 CV y 200 Nm sobre la versión estándar. Gracias a unos cambios de marcha más rápidos y una respuesta más directa del tren motriz, el DBX707 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3,3 segundos.

Para estar a la altura de este rendimiento excepcional, la casa inglesa también mejoró otros componentes. Por ejemplo, hay frenos de disco carbocerámicos con pinzas de seis pistones (420 mm adelante y 390 mm atrás). A ello se suman pastillas de alto rendimiento y una recalibración de todo el sistema de frenado.

Mientras tanto, el tren de rodaje de la Aston Martin DBX707 recibe unos rines de 22 o 23 pulgadas, con diversas opciones de acabado. También se modificó el diferencial trasero de deslizamiento limitado electrónico (e-diff); el cual tiene una relación final más corta y ha sido reforzado para soportar el elevado torque.

Otros elementos recalibrados fueron la dirección, la suspensión neumática y el sistema eARC (Electronic Active Roll Control); con el fin de brindar un manejo más ágil en curvas y una respuesta más precisa. A su vez, los modos de manejo GT Sport y Sport+ tienen la función Race Start para lograr la máxima aceleración.

  • Rivales

El tope de gama de la familia DBX sobrepasa en términos de potencia a lo más granado del mercado, y que serán sus rivales, como el Lamborghini Urus (650 CV), Bentley Bentayga Speed (635 CV), el Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid (680 CV) o los BMW X5 y X6 M Competition (625 CV).

Solo ofrecen más potencia algunos modelos americanos, como el Jeep Grand Cherokee Trackhawk (717 CV) o el Dodge Durango SRT Hellcat (720 CV), pero ninguno de ellos está a la altura del DBX707 en lo que a lujo, refinamiento y calidades se refiere.

  • Precio

El  Aston Martin DBX707 iniciará producción en el primer trimestre de 2022; pero las primeras unidades apenas serán entregadas a los clientes hasta el segundo trimestre. Su precio estará más arriba de los $230,000 dólares.

  • Imágenes del Aston Martin DBX707.