mayo 13, 2022

Una de las marcas más prestigiosas y exclusivas del mundo es Ferrari. Muchos soñamos con tener el dinero suficiente para tener cualquiera de sus carros o al menos poder disfrutar de sus conducción aunque sea unos pocos minutos. Pero a veces tener los suficientes dólares no es necesario para comprar cualquiera de sus Cavallinos Rampantes porque la firma italiana exige ciertos requisitos para obtener uno de sus modelos. Esto ha llevado a que la firma tenga una lista ‘’negra’’ de personas a las que no les vende sus modelos.

Entre los nombres que figuran en su lista negra se pueden encontrar personajes tan populares como Justin Bieber, Nicolas Cage o Chris Harris.

Esta es lista de los famosos vetados por  Ferrari:

  1. Chris Harris

El presentador e influencer automovilístico Chris Harris, conocido por participar en el programa ‘Top Gear’, tiene vetada la entrada a la casa Ferrari. Su artículo Cómo gira Ferrari, en el que el periodista  dejó caer que los modelos estaban optimizados para lucir mejor en las pruebas de la revista, no sentó muy bien a la marca.

El resultado fue eliminarlo de su lista ‘giornalisti che possono prendere in prestito un’auto’ (periodistas con derecho a préstamos de automóviles). Pero esto no impide que pueda probar sus modelos, como el Mondial 3.2 Cabriolet de segunda mano que compró el año pasado.

  1. Curtis James Jackson

El rapero, compositor y actor estadounidense, más conocido como ’50 Cent’, ha dado varios motivos a los de Maranello para que sea uno de los integrantes de su lista negra.

Sus declaraciones vía Instagram sobre uno de sus coches de la marca fueron algo inapropiadas debido a su falta de mantenimiento, por no hablar de los vídeos en los que limpiaba su Ferrari con champán.

  1. Deadmau5

Los motivos por los que Ferrari no quiere que le relacionen con el cantante se remontan a 2013, año en el que Joel Tomas Zimmerman decidió dar un toque personal a su Ferrari 458 Spider. No solo viniló su coche con el meme ‘Nyan Cat’, sino que lo apodó ‘Purrari’.

La casa italiana no se tomó nada bien las excentricidades del cantante, pidiéndole que volviera a dejar el Ferrari como estaba. Como es de esperar, Deadmau5 hizo caso omiso a las advertencias de la marca, lo que casi le cuesta una denuncia por daños de imagen y su expulsión como cliente.

  1. Justin Bieber

No es la primera vez que el cantautor canadiense protagoniza altercados relacionados con el alcohol, pero esta actitud irresponsable no tiene cabida en la casa Ferrari.

Unos años atrás, Justin Bieber condujo ebrio su Ferrari 458, olvidando dónde lo tenía aparcado y teniendo que buscarlo durante casi dos semanas. A esto se suma las múltiples modificaciones que ha hecho a otros modelos y que la marca considera vulgares para su imagen como marca de lujo.

  1. Nicolas Cage

Es difícil imaginar como uno de los grandes actores de Hollywood pueda tener problemas con los italianos, pero el tema económico es algo más delicado.

Nicolas Cage tuvo que vender su Ferrari Enzo para hacer frente a algunas de sus deudas personales, pero lo que realmente molestó a la marca es que lo hiciese por un precio inferior a su valor original.

  1. Floyd Mayweather jr.

El invicto exboxeador norteamericano tiene tanto dinero –como él mismo se encarga de hacernos ver a cada rato– que podría comprar prácticamente cualquier Ferrari que quisiera, pero se dice que la compañía italiana no aprecia su afición por quedarse con sus coches solo para exhibirlos durante unos meses y deshacerse de ellos después

  1. Philipp Plein

En el historial de Ferrari, el controvertido diseñador no ha dado motivos para tener vetada la entrada a la casa italiana, pero prefieren tenerlo alejado de sus coches.

Philipp Plein alardea constantemente de su buena vida en sus redes sociales, utilizando su 812 Superfast para promocionarse. Esto no le gusta nada a Ferrari, que ha pedido en reiteradas ocasiones que deje de hacerlo.

  1. Tyga

El rapero Tyga se hizo famoso por no pagar los plazos de pago de sus costosos deportivos, incluido un Ferrari 458 Spider de 2012 que terminó siendo embargado. Ferrari, además, terminó demandando al cantante por el dinero que le debía.