enero 9, 2020

Seguimos con las novedades del CES 2020 (Consumer Electronics Show) donde empresas como Honda, Nissan, Mercedes-Benz y Hyundai han presentado sus vehículos inteligentes. Uno de ellos es el SA1, un modelo fabricado por Uber Technologies Inc. (en colaboración con Hyundai Motor Co.). Este vehículo aéreo podría despegar y aterrizar verticalmente, llevar a cinco personas y navegar a una velocidad de unos 320 kilómetros por hora. Sería totalmente eléctrico con un alcance de casi 100 kilómetros. En un futuro, la idea de sus creadores es fundar una red de taxis que operen en los cielos de las principales ciudades del mundo.

Este es el SA1 el taxi volador:

Hyundai, la compañía surcoreana de autos, mostró en el CES 2020 un prototipo de taxi volador. Su nombre es S-A1, y se trata de un concepto que podría ser aplicado en el proyecto Uber Elevate, una iniciativa de la compañía de transporte que pretende llevar pasajeros en las alturas en el año 2033.

La idea de Uber es transportar pasajeros de un lado a otro de las ciudades más congestionadas del mundo. Para ello está formando alianzas con compañías que puedan fabricar vehículos voladores capaces de dar este servicio. En el proyecto Uber se encargaría de prestar su plataforma para contactar pilotos con pasajeros, como pasa actualmente con su aplicación estándar de carros.

El Concept que plantea Hyundai sería completamente eléctrico, y vendría equipado con cuatro rotores que pueden funcionar vertical u horizontalmente. Es decir, permitirían al taxi despegar verticalmente como un helicóptero y desplazarte de forma rápida como una avioneta. De hecho, podría alcanzar poco menos de 300 km/h.

Dentro de su cabina podrían estar hasta cinco personas: el piloto y cuatro pasajeros. Tendría una autonomía de hasta 100 kilómetros, pero está pensado para dar viajes de máximo media hora. Según Hyundai, bastaría cargarlo entre cinco y siete minutos para poder volar de nuevo.

La idea de Uber es masificar el servicio al punto de que sea común pagar por llegar a distintas zonas de la ciudad volando. Si bien aún falta mucho tiempo para su implementación, se pretende comenzar las pruebas de este modelo de negocio tan pronto sea posible.

Uber Elevate implica la construcción de helipuertos especiales para taxis voladores. De esta forma los pasajeros viajarían de un helipuerto a otro ubicados en edificios altos de la ciudad sin necesidad de construir aeropuertos en las afueras de esta. También se podría pedir transporte terrestre desde el punto de aterrizaje dentro del mismo servicio.

Se planea que cada usuario pague unos cinco dólares por cada 1,6 kilómetros de viaje. Sin embargo, la idea es que el servicio se haga tan común que los precios se hagan más asequibles

  • Imágenes del SA1, el Taxi volador de UBER.