octubre 13, 2020

 Dongfeng, el mayor fabricante de autos chinos y su submarca Voyah (dedicada a la movilidad eléctrica), han presentado un Concept muy interesante. Se trata del I-Land, un auto eléctrico el cual fue creado por Italdesign, incluyendo su diseño, ingeniería y hasta el desarrollo de la interfaz hombre-máquina.

Este es el Voyah I-Land:

En el desarrollo de este proyecto, Italdesign se encargó de crear no solo el llamativo exterior de este carro, sino también la lujosa cabina, parte de la ingeniería del vehículo y hasta el software que sirve de interfaz para que los usuarios puedan comunicar sus necesidades a la inteligencia artificial del modelo.

Inspirado en la herencia de los Gran Turismo italianos, Italdesign propone un elegante y largo coupé de cuatro puestos y una sofisticada mecánica eléctrica basada en la plataforma ESSA (Electric, Smart & Secure Architecture) de Dongfeng, que le permitió lograr un modelo muy bajo y a la vez muy espacioso. 

El frontal mantiene los rasgos característicos de la marca Voyah, incluyendo un logotipo que también fue creado por Italdesign y del que nacen unos característicos faros delanteros, llamados ‘luces aladas’. 

El concepto lleva características especiales como sus puertas ‘alas de gaviota’, que permiten que los pasajeros de las filas delantera y trasera accedan al automóvil al mismo tiempo; los grupos de luces delanteros y traseros y la parrilla delantera iluminada por luces LEDs.

La zaga del Voyah I-Land evoca con agrado los tradicionales Gran Turismo italianos, de cola truncada y elementos estéticos y aerodinámicos. Mientras, la forma del capó retoma el lenguaje de diseño de la casa china, perfectamente armonizado con la rejilla.

El interior lleva cuatro lujosas plazas individuales, o tres, convirtiendo el cuarto puesto en una especie de mesa o reposapiés para los pasajeros de atrás. Naturalmente ofrece una buena cantidad de pantallas y zonas táctiles, incluyendo tres grandes paneles en el tablero para los sistemas de ayuda a la conducción, de información y entretenimiento. También hay una pequeña pantalla en el volante, que accede a una gran cantidad de funciones. Todo combinado en una cabina muy bien iluminada. 

Otros elementos estéticos realzan la sensación general de lujo, como los instrumentos del túnel central, con el botón de arranque y parada, el selector de marchas y el aire acondicionado, que recuerdan el logo de Voyah; así como así como las costuras de los asientos. 

En el apartado tecnológico este modelo tampoco decepciona, pues la plataforma ESSA de Voyah permite la integración de una nueva tecnología EIC, la cual incorpora sistemas como la conexión de red inteligente WindLink 4.0, conducción autónoma de nivel 3 y muchas otras sorpresas que anticipan lo que podría ser la llegada de un digno rival chino para los fabricantes de carros de lujo europeos.

  • Precio

El Voyah I-Land es solo un concept entonces no podemos hablar de un posible precio.

  • Imágenes del Voyah I-Land.